Hoy, mientras los líderes mundiales se reúnen en Katowice (Polonia) para la cumbre climática de la ONU (COP24), la Fundación IKEA está forjando nuevas alianzas para luchar contra el cambio climático.

 

La cumbre se inicia tras una de las advertencias más duras sobre el cambio climático recibidas hasta el momento. En un informe publicado en septiembre de 2018, los principales científicos expertos en el clima del mundo han afirmado que nuestros actuales esfuerzos no son suficientes para alcanzar el objetivo de calentamiento máximo de 1,5 °C establecido en el Acuerdo de París sobre el cambio climático de 2015. Tenemos que hacer algo más. Nuestras oportunidades se están reduciendo.

Elizabeth McKeon, responsable de la cartera de acción contra el cambio climático explica: “La COP24 será un éxito si los países son capaces de acordar cómo revisar y volver a presentar sus objetivos para 2020. Para lograrlo, deben adoptar un ‘reglamento de París’, un manual de instrucciones que establezca principios y medidas universales en torno a la reducción de gases de efecto invernadero y los planes de adaptación al clima”.

 

Por eso, en octubre, dimos una subvención al Instituto de Recursos Mundiales para producir el “documento explicativo del reglamento de París”, una guía sobre lo que los países deben tener en cuenta a la hora de elaborar sus planes para hacer frente al cambio climático. Este documento se compartirá en la COP24 y será un elemento esencial para asegurar que todos los miembros adopten el nuevo reglamento.

 

No se puede alcanzar ninguna meta sin el liderazgo del sector privado, que representa el 70 % de todas las emisiones. Por esta razón, llevamos desde 2014 dando nuestro apoyo a la coalición We Mean Business. Nuestra asociación fortalece los compromisos y las soluciones del sector privado. Trabajamos juntos en las mejores prácticas para que las empresas reduzcan la huella de carbono, aumenten la adopción de energías renovables y amplíen la infraestructura de vehículos eléctricos en todo el mundo.

 

[insertar vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=vtTzOjkqhC4]

 

Es por eso también que, en septiembre de este año, nos hemos comprometido a gastar 300 millones de euros más en acciones contra el cambio climático, uniéndonos a otros 29 contribuyentes que conjuntamente prometieron gastar un total de 4000 millones de dólares durante los próximos cinco años en la mitigación del cambio climático.

 

Queremos que la presidencia polaca de la COP tenga éxito, y queremos que las voces y las aspiraciones del pueblo polaco formen parte de ese logro. Para cumplir esta visión, estamos colaborando con socios en Polonia que están atrayendo la atención hacia los problemas relacionados con el clima que afectan a la vida de las personas, como la mala calidad del aire.

En 2019, estableceremos una nueva asociación con la Clean Air Fund. Al trabajar con otras organizaciones, se utilizarán los datos para medir, mostrar y compartir el impacto que las políticas que abordan la contaminación del aire está teniendo en la mejora de la salud pública, y más en particular en la de los niños.

Todo el mundo tiene un papel que desempeñar en la lucha contra el cambio climático. Por eso creemos que debemos levantarnos y allanar el camino para lograr una colaboración sin precedentes. No hay una solución única para el cambio climático, sino una gran variedad de ellas que ayudarán a hacer un planeta habitable para muchas personas.