Más de 12 millones de niños de África, Asia y Europa cuentan con mejores colegios, profesores y materiales educativos gracias a una exitosa colaboración de 13 años entre la Fundación IKEA, Save the Children y UNICEF. Gracias al apoyo de los trabajadores y clientes de IKEA, hemos donado 88 millones de euros para proyectos educativos destinados a niños.

[vippy id=”7931″ width=”673″ height=”379″]

Desde 2003, hemos donado 1 € por cada peluche vendido durante la campaña Peluches para la Educación en las tiendas de IKEA en noviembre y diciembre. Gracias al apoyo de los trabajadores y clientes de IKEA, la campaña recaudó 11,1 millones de euros solo en 2015. Esto nos ha permitido donar un total de 88 millones de euros durante toda la colaboración. Y, dado que esta larga campaña concluyó a finales de 2015, siga visitando este espacio para estar al tanto de nuestro siguiente proyecto ilusionante. Nuestros socios han empleado el dinero para mejorar la protección de los niños y ayudar a los colegios a ser más aptos para ellos. Es decir, garantizar que los profesores estén bien formados y sepan cómo incluir a todos los niños en las clases: chicos, chicas, niños de minorías étnicas y aquellos con necesidades especiales. Naima, de nueve años, proveniente de Mindanao, una isla de las Filipinas, forma parte de la minoría de Maguindanao, quienes tienen su propio idioma. Gracias a un proyecto de Save the Children financiado con la campaña, ahora cuenta con un profesor que habla su idioma. “Me siento feliz cuando estoy en el colegio”, declara. “Me gusta lo que hacemos aquí”. Naima también quiere ser profesora cuando crezca. El colegio le dotará de más posibilidades para lograr su sueño, como ha sucedido con Nokulunga, una estudiante de odontología de Sudáfrica. Nokulunga, que viene de un gueto, jamás pensó que asistiría a la universidad, pero ahora cursa su segundo año en la Universidad de Pretoria. El punto de inflexión se produjo cuando participó en TechnoGirl, un programa de orientación profesional de la iniciativa Escuelas para África de UNICEF, que despertó su interés por la ciencia. Para Per Heggenes, director ejecutivo de la Fundación IKEA: “La educación es el camino más firme para salir de la pobreza. Todos los niños tienen derecho a una educación, pero, aun así, son demasiados los que carecen de ella. Estamos profundamente agradecidos a los clientes y trabajadores de IKEA que han trabajado muy duro para convertir ese derecho en una realidad para más de 12 millones de niños”. En 2014 y 2015, nuevas colecciones de peluches diseñados por niños ayudaron a aún más menores a obtener la educación de calidad que merecen. IKEA Family invitó a los hijos de nuestros clientes a diseñar su peluche de ensueño. Vea este vídeo para descubrir la historia de cómo estos peluches, ideados por niños, se hicieron realidad.

Desde 2003, la campaña Peluches para la Educación ha:

  • recaudado cerca de 88 millones de euros;
  • respaldado 100 proyectos en 46 países;
  • ayudado a más de 12 millones de niños que viven en la pobreza a recibir una educación mejor.

Estos proyectos mejoran la educación en Asia, África y Europa. Con los fondos, nuestros socios ayudan a los colegios a ser más aptos para niños, con profesores bien formados para todos los niños: chicos, chicas y también los de minorías étnicas y aquellos con necesidades especiales. ¿Quiere ver cómo el dinero marca la diferencia? Eche un vistazo a nuestro blog IWitness, donde los trabajadores de IKEA publican fotos e historias de sus visitas a proyectos a los que han ayudado los peluches. Las siguientes historias pertenecen a niños que se han beneficiado de la campaña y del excepcional trabajo que llevan a cabo nuestros socios para ayudar a que los niños reciban la educación que merecen.